Ya no nos sorprende nada

Desde que Óscar Schindler decidiera aprovecharse de la situación bélica que asoló Europa durante la Segunda Guerra mundial para enriquecerse personalmente, utilizando a cientos de judíos como mano de obra barata, hemos comprendido que algunos individuos tienden a buscar un aprovechamiento, aunque sea de manera inmoral, de aquellas situaciones de penuria o desgracia que asolan al resto de los mortales.

Estamos viendo cómo la población está soportando estoicamente una situación de caos e incertidumbre que se prolonga irremediablemente en el tiempo: emergencia sanitaria, cambio constante en las normas y leyes aplicables, cierre de negocios, expedientes de regulación de empleo, semipresencialidad de los estudios del alumnado, limitaciones de aforo y de movilidad… Todo ello produce en el ciudadano una sensación de desconcierto y de desamparo que puede llevarlo a creer que la improvisación es la norma común de todas las actuaciones que se están llevando a cabo desde las instituciones.

Sin embargo, la profesionalidad de nuestra plantilla de profesores está fuera de toda duda. A pesar de todas las dificultades con las que nos encontramos diariamente, los profesores y profesoras del IES Maese Rodrigo trabajamos con ahínco para mejorar nuestra capacidad de respuesta ante los nuevos retos que esta situación anómala nos plantea. Somos conscientes de que nuestro alumnado nos necesita más que nunca y, por ello, estamos a su lado, para ayudarlos a recuperar y reforzar los contenidos que no pudieron impartirse durante los meses de confinamiento, para atender sus dudas y necesidades personales como siempre hemos hecho, y para poner en marcha un nuevo curso, con inquietudes, pero también con ilusión.

Pero, ya no nos sorprende nada. Incluso ver cómo algunas personas, con el único afán de publicitar sus negocios privados, de manera rastrera, son capaces de echar por tierra una labor profesional intachable que implica muchas horas de trabajo al día. Es normal que, ante la crisis que estamos padeciendo, siempre haya quienes quieran aprovecharse para lucrarse, pero lo que nos parece injusto es que se haga manchando el buen nombre de todos aquellos que, con vocación y dedicación más que probadas, tratamos de elevar el listón de una educación pública de calidad y para todos.

IES MAESE RODRIGO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *